top of page

ESCUCHA

Conversaciones CONMIGO.

El día que descubrí que mi mejor consejero estaba dentro de mí.

Escuché…


Conversaciones CONMIGO.

El día que descubrí que mi mejor consejero estaba dentro de mí.

Escuché…


No pienses.

Estate aquí y siente.

Respira.

Observa.

¿Qué sientes?


Siento un vacío llenado por la tristeza. Siento que algo se apodera de mí y no me deja avanzar. Me siento sin escudo y mi espada va sola defendiéndome de todo, sin discernir.


Hasta aquí estuvo bien de dejar que las energías dispersantes te entren.

Nada ha de sacarte de tu centro, de tu equilibrio, de tu paz.

Eres grande e importante para la humanidad.

Si una sola gota de agua faltara el universo tendría sed -dice Martín-

Respira

Siente

Observa

¿Qué sientes?


Pena de mí misma, por haber llegado hasta aquí.

Culpa por no haberme cuidado aún más.


En la vida todo tiene su tiempo y su momento. Y ha llegado la hora de morir para nacer. Una nueva etapa inicias.

Haz un suspiro profundo.

Resetea.

Olvida.

Mira.

Abre los ojos y mira. ¿Qué ves?


Belleza, grandeza, luz, armonía, vida.


Eso también eres tú.

Ahora respira, suspira varias veces.

Lleva el aire a tu gran esfera vientre. Siente tu vientre. Pon las manos y siente como el aire va ahí. Afloja la ropa.

Observa

Respira

Siente.

¿Qué sientes?


Miedo.

Un miedo camuflado de valentía, de valía.


No, no te fustigues más.

Tu miedo no te paraliza. Tu valentía y valía son reales.

Sigue respirando.

Ahora lleva el aire solo a la gran esfera tórax.

Observa

Respira

Siente.

¿Qué sientes?


Vuelve la tristeza por la incomprensión de lo vivido.


No hay nada que comprender. La energía no se entiende ni se comprende, solo se vive y se fluye con ella. Sé el agua que salta la roca que busca su cauce cuando hay obstáculos.

Sigue respirando.

Ahora lleva el aire a la gran esfera célula.

Observa

Respira

Siente.

¿Qué sientes?


Dolor, amargura enfado conmigo. No supe cuidarme.


Suéltalo como si fuera fuego que arde.

Déjalo ir. No te pertenece. No es tu naturaleza.

Sigue respirando.

¿Qué sientes?


Calma.


Sigue respirando.

Ahora lleva tu respiración más allá de tu cuerpo físico.

Siente cómo te expandes.

Imagina que eres un huevo luminoso que crece con cada respiración.

Haz la respiración al cuerpo energético.

¿Qué sientes?


Unión, quietud. Todo se para.


Sigue respirando, cada vez más suave, más lento, más profundo.

Siente lo que sientes.

Suelta y crece.


Siento Amor. Un Amor profundo e incondicional por todo y por todos.

Siento la bondad que habita en mí.

Siento la grandeza del universo.

Siento el somos.


Sigue respirando.

Cuando sientas el escudo vibrar, sigue respirando.

Suelta y crece.

Recuerda quien eres.

Siéntete digna por ser quien eres, siente la energía que habita en tí

Eres luz, amor y vida.

Escucha el cuento en audio.

De la mano de Silvia Baars y Rodri.

Colaboradora del IDI TNDR, centro colaborador SE EQUILIBRIUM y la ONG La Casita de Paz.




Y si necesitas conocer la respiración a la gran esfera célula pincha aquí: https://spotifyanchor-web.app.link/e/P7v3fllZlAb


Y si lo que necesitas es más info sobre Salud Espiritual aquí: https://www.lacasitadepaz.es/post/salud-espiritual


Más info sobre la tndr:



By paz, By edicionestndr.

135 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

RETIRO TNDR

Comentarios


bottom of page