• Paz García Sola

EL CABALLERO ANDANTE

CUENTO 1




Había una vez un caballero andante.

De esos que andan y andan buscando un algo más.

De esos que se sienten muy dignos de ser quien son por el mero hecho de existir.

De esos que son sabios pues aplican sus conocimientos para estar cada día mejor.


Un día el caballero que no buscaba princesas se encontró con una que iba de ello sin serlo. Descubrió que ella buscaba un algo más, salir de donde estaba, buscar la verdad.

El caballero que era muy caballero, pues era ya andante. Le ofreció la posibilidad entre las posibilidades.


Ella la tomó e inicio un camino de transformación, de crecimiento de búsqueda de algo más. Pero sus egos estaban tan presentes que no la dejaban avanzar. Ella se sentía princesa sin serlo e iba de ello, por encima de todo y de todos.


La pareja se saltó una de las normas universales del amor. Dar y recibir, cuidar y ser cuidado.

El caballero estaba atento, era amable, afable, le entregó todo. Le dio la llave del paraíso. Y cada día le ofrecía la posibilidad.


Ella tan ciega estaba en su puesto de princesa sin serlo, que la propia creencia le cegó. Cuanto más daba el caballero, menos recibía.


El orden del sistema estaba alterado y el fluir se convirtió en días de tormenta, días oscuros y fríos.

En el acto sagrado de hacer el amor nunca hubo común-unión.


Hicieron un pacto, pues él era un caballero muy andante y necesitaba la energía que le ofrecía el universo de recarga a través de ella.


Pero, ella no comprendía que cuanto más recibía más debía entregar. Y se lo quedó todo.

El todo dentro comenzó a estancarse, a pudrirse, a descomponerse. Con esto se alejaba cada día un poquito más. Y los proyectos comunes dejaban de ser comunes.


Como el cuerpo energético es muy sabio, tanto como el caballero que es un artesano de la energía, fue por libre.


Un día en el que ella echaba sapos venenosos y víboras por su boca, él que era un caballero no hizo nada. Pero, su cuerpo energético le dio una patada. La lanzó lejos, como si de un balón se tratara.


Ella recibió el mensaje, pero no lo entendió. Y en lugar de agarrarse a su última posibilidad de sanar, curar, crecer, transcender… se aferró al oscuro mundo de las energías dispersantes.

Se cebaron con ella. Ya no se sentía princesa, su ego la hizo creer que era la maestra de las princesas. Y se rodeó con sus mentiras y alabanzas de un séquito que estuvo con ella hasta que se quitaron la venda y vieron a la verdadera princesa que creía serlo sin serlo. Entonces la abandonaron.


Al verse sola pudo recapacitar y volver. Pues el caballero era un gran andante, de esos que son sabios, que saben manejar la energía, de esos que volverían a abrir sus brazos cuando huelen el reconocimiento, un poco de humildad, cuando han de acompañar en la búsqueda de la dignidad, en el camino a la felicidad.


Pero no. Ella no se bajó de su burro. Y se creyó subida en un caballo blanco.


El atascamiento enzimático emocional le llevó a la enfermedad, a la pérdida de salud y a la autodestrucción. Sin vuelta atrás.


El caballero andante al enterarse le lanzó un flotador, aunque no hubo S.O.S. por parte de la falsa princesa. Estoy aquí, puedo ayudarte, se manifestó.


En el presente la chica, en su encrucijada tiene que elegir. De nuevo el universo le pone en su mano todas las posibilidades para que ella elija su destino, para que recorra su camino.


¿Qué camino elijará? El de la salud, el amor y el autoconocimiento…


O permanecerá en su mundo cerrada, asfixiada por las energías dispersantes que no le dejan ver su verdadera luz. Enganchada a un mundo de rencor, odio, manipulación y horror fruto de su infancia que no le deja crecer, y vivir el esplendoroso presente.


¿Qué camino elegirías por ella?

Yo ni lo dudo, elijo un camino con corazón, con la TNDR. Ese que merece la alegría de ser vivido.


Escucha el cuento narrado y vivido by paz


PREGUNTAS A MARTÍN: Próximamente

¿Cómo es un camino de auto transformación, de crecimiento y de búsqueda de un algo más?

¿Quién es un artesano de la energía? ¿El artesano que sana la energía?

¿Qué es un camino con corazón?

Próximamente


Más info sobre mí: Me siento una ciudadana del mundo. ¿Qué mundo? Ese que merece la alegría de ser vivido. Una simple aprendiz de la energía.


Más info sobre la tndr:

www.tndr.es

www.formaciontndr.com

www.medicinatndr.com

www.drcayomartin.com


Busca profesionales completos, colegiados, al día en sus estudios que vivan la TNDR y que vivan de la TNDR.


Tener algunos conocimientos TNDR no es lo mismo que dominar y ser profesional TNDR.


Elige la excelencia para ti.

62 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

RETIRO