• Paz García Sola

La Alimentación Fuente de Salud y Enfermedad

Actualizado: 15 may


Entrevistamos al Dr. Cayo director del departamento I + D + I TNDR en relación con la importancia de la Alimentación como fuente de salud.

Dr. Sobre alimentación se ha escrito mucho y donde unos recomiendan beber 3 litros de agua, otros recomiendan solo beber cuando el cuerpo lo requiere. ¿Quién tiene razón?


Si nos basamos en los estudios de la Alimentación Sindrómica TNDR serán ambos que lleven razón si indicamos a qué cuadro sindrómico se hace esta recomendación.


¿Cuadro Sindrómico? Aclárenos estos términos.

Sí, cada persona presenta un conjunto de síntomas y signos que determinan su Cuadro Sindrómico.


Por ejemplo, personas con tez muy roja, sudorosos, con voz fuerte, carácter fuerte, irritabilidad fácil suelen manifestar un cuadro sindrómico de calor. Sin embargo, personas con debilidad, tez pálida frío, apatía suelen ser signos que manifiestan tener un cuadro sindrómico de frio. Con el estudio de su test sindrómico y la observación de la lengua podemos hacer una valoración-diagnóstico del Cuadro Sindrómico que presente esa persona.


Luego, si tuviera un Cuadro Sindrómico de humedad beber esos 3 litros de agua le sería perjudicial, digamos “veneno”, y si tuviera un cuadro de deficiencia de frescura le sería beneficioso, sería “su medicina”.

¿Nacemos con un Cuadro Sindrómico o lo adquirimos?


Todos tenemos una tendencia sindrómica de nacimiento, pero suele ser modificado por la alimentación.


El cuadro sindrómico puede ser neutro, es decir, que no tiene excesos ni deficiencias. Pero por lo general, todas las personas presentan un desequilibrio en el calor-frío, sequedad-humedad-mucosidad, agotamiento-intoxicación.


Los cuadros sindrómicos están estructurados, arraigados en nuestro organismo y se requiere un control alimenticio para equilibrarlos. También están los cuadros sindrómicos transitorios, esos que cuando tenemos mucho frío, venimos de la calle con el cuerpo destemplado y el cuerpo nos pide alimentos que nos ayuden a entrar en calor, no solo por la temperatura que ellos llevan sino por la naturaleza caliente del propio alimento (un caldito, un café, un chocolate). Y de la misma forma el cuerpo evitará en esos momentos tomar alimentos que por su naturaleza nos enfriarían más como sandía, una limonada, una cervecita. Lo mismo ocurriría que estamos en la playa y sufrimos un golpe de calor buscaríamos precisamente estos últimos para refrescarnos por dentro.


Doctor he leído que dice que el alimento deja de ser él para convertirse en nosotros. Y que los alimentos que tienen una composición bioquímica similar pueden comportarse en el cuerpo de manera diferente.


Los alimentos tienen personalidad, son seres vivos y más allá de su composición química, se comportan diferente en nuestro cuerpo. El conocimiento bioquímico de los alimentos es importante pero, más importante aún es conocer cómo se comportan en nuestro cuerpo. Por poner un ejemplo: bioquímicamente dos seres humanos son similares, pero la personalidad de cada uno pueden ser totalmente opuestas.

Conociendo la personalidad de los alimentos, lo que podemos llamar su naturaleza, y teniendo en cuenta el cuadro sindrómico, podemos valorar qué alimentos son más convenientes en cada persona.


Por ejemplo, si comemos cebolla cruda tendemos a sudar, si comemos pepino tenderemos a dejar de sudar.


¿Tan importante es la alimentación en nuestra salud?

Tengamos en cuenta que la mayoría de las células de nuestro cuerpo se van renovando, algunas están desde nuestro nacimiento, pero otras muchas son tan efímeras que apenas viven 3-4 días, como las que recubren el interior de nuestro intestino delgado o las que recubren el estómago que se renuevan entre 4 y 9 días. Entonces, con esta información hemos de ser conscientes que dependiendo de la alimentación así voy a poder regenerar mi casa. Si no tengo los nutrientes adecuados voy a generar un déficit, debilitamientos, etc…

Luego, dependiendo de la calidad del alimento, de cómo lo combinamos y lo más importante su naturaleza este dejará de ser él para convertirse en mí durante el proceso de digestión. Y de la misma forma, lo que no necesite mi cuerpo será desechado.



¿Dr. es normal no ir al baño todos los días? Cada vez conozco a más personas que dicen no, yo no estoy estreñido, voy al baño 3 veces a la semana y mi médico me dijo que es normal.


El hábito intestinal dice mucho de nuestra salud y de cómo funciona nuestro cuerpo. Cuando el cuerpo se siente saludable, come lo que necesita, descansa y la persona se siente tranquila y relajada, sin tanto estrés lo normal es que sus heces salgan todos los días, incluso varias veces.


Lo de comer y cagar como las cabras es una realidad en las personas que están equilibradas. Pero, también es una realidad lo de ir incluso cada 15 días en otras personas.


Cada vez hay más niños con estreñimiento, con intestinos paralizados, digestiones lentas, con gases, fermentaciones olorosas propio antes de personas de avanzada edad. Sin embargo, se está normalizando por la cantidad de personas que lo sufren.


Lo que comemos debería ser nuestra medicina y ser la fuente de regeneración celular natural y estar más vitales, también una alimentación incorrecta nos va a intoxicar, a inflamar, a producir dolor, incomodidad que si se suma a una vida sedentaria hará que suframos de estreñimiento.


¿Y sobre los complejos vitamínicos tan de moda?

Los verdaderos complejos vitamínicos son los naturales. Aquellos que vamos incorporando a nuestra dieta de manera regular, en pequeñas dosis, de fácil asimilación, combinados con otros alimentos que son compatibles como por ejemplo la levadura de cerveza, el germen de trigo, el polen, la lecitina de soja entre otros.


¿Sabías que una sola cucharada de sésamo tiene más calcio que un vaso de leche?


Por todos es conocido que alimentos muy procesados, elaborados y congelados pierden su vitalidad.

La recomendación sería buscar alimentos vitales de temporada, comer frescos, cocinar según la recomendación del cuadro sindrómico, la cantidad en acorde al gasto que realiza el cuerpo…. La alimentación es todo un arte.


¿La manera de cocinar también influye?


Sí, la manera de cocinar también influye en nuestra salud. No es lo mismo un alimento frito, hervido, al vapor, barbacoa, a la plancha, horneado, crudo...


Una persona con deficiencia de frescura ha de comer sobre todo alimentos frescos, poco cocinados, que mantengan toda su vitalidad y agua viva en ellos. Y, por ejemplo, una persona con exceso de mucosidad tendrá que evitar aquello alimentos que por su naturaleza generan mucosidad.



Cuando realizamos una Valoración Sindrómica TNDR y tenemos ya un diagnóstico de su Cuadro Sindrómico los dietistas de la consulta le elaborarán una serie de recomendaciones, dietas y manera de cocinar individual para cada persona. Porque la alimentación ha de ser individual. No todos debemos comer lo mismo, a pesar de haber alimentos neutros hemos de combinarlos con aquellos que son los que a nuestro cuadro sindrómico le favorecen.


Como nos dice el Dr: “queda mucho camino por recorrer. Es de la mano de los jóvenes profesionales que integran el estudio de la TNDR en sus vidas con los que podremos avanzar en nuevos estudios y realizar las investigaciones pertinentes, con el objetivo de tener una salud perfecta.


En el departamento I + D + I TNDR han abierto un observatorio sobre la levadura de cerveza para determinar los Cuadros Sindrómicos a los que le es beneficioso o si por el contrario es un alimento de los que llamamos neutros y nos beneficia a todos.


Compartimos sus beneficios y os invitamos a probarla y si ya conoces tu Cuadro Sindrómico que nos ayudes contestando a la breve encuesta.




Breve encuesta: https://forms.gle/W9Cp9AgVkobJ7Lkc6



www.tndr.es

www.formaciontndr.com

www.drcayomartin.com

www.medicinatndr.com


by edicionestndr

Más info en: 644 038 719

136 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo